Cómo conseguir el mejor precio para un billete

martes, 16 de septiembre de 2008

No. Aunque pretendo explicar algunas pistas para ayudarnos en la ardua tarea de conseguir un billete barato para nuestro vuelo, no existe y no puedo dar ninguna llave mágica que nos abra las puertas de las tarifas más baratas. Si la tuviera, ya me hubiera dado un paseo por el concesionario de Aston Martin. Pero algo se puede hacer. Vamos allá.


Para conseguir un buen precio, lo primero que tenemos que hacer es buscar bien todas las alternativas disponibles. Supongamos que queremos volar una ruta en concreto. Lo primero que tenemos que averiguar es qué líneas aéreas la operan. En el caso de España es rápido darse una vuelta por las líneas aéreas “tradicionales” como se las llama a veces ahora y comprobar cual tiene vuelos y cual no. Merece la pena dedicar un poco de tiempo y recorrer todas las compañías que conozcamos y las que google nos descubra. En el caso de las de bajo coste, podemos hacer lo mismo, pero puede que se nos escape alguna porque ahora, y siempre hablando de España, una compañía holandesa, por ejemplo, podría operar un vuelo Madrid Roma. Hace tiempo descubrí chollovuelos, que a pesar de tener un nombre que no inspira mucha confianza si tiene buenos listados y actualizados de las rutas que operan las compañías de bajo coste, y nos permite buscar por ciudad de origen y destino.


Explico esto, que es bastante evidente, porque, según mi experiencia, las compañías de bajo coste trabajan de forma diferente que las “normales” o “tradicionales” a la hora de fijar los precios, y si entendemos como trabajan, podremos saber mejor como encontrar el mejor precio.


Las compañías de bajo coste parten siempre de un precio mínimo, y en función de variables como el número de plazas vendidas, la velocidad de venta de plazas y la proximidad a la fecha de vuelo, incrementan de una forma u otra el precio de sus billetes. Aunque no lo sé con certeza apostaría a que es un sistema totalmente informatizado donde tan sólo se pueden modificar unas variables si es necesario, y es un sistema que nunca o casi nunca da marcha atrás. Si la plaza hoy cuesta 50 euros, no va a bajar de precio nunca.


Con el resto de compañías, esto es un poco más complicado puesto que se juega mucho más con las variables que comentaba al principio. Los vuelos se cargan por temporadas, y esto va como la moda: temporada de invierno y temporada de verano, por lo que si intentamos comprar un vuelo con demasiada antelación podemos encontrarnos con que simplemente no está cargado para la venta o que si lo está, el precio es alto, o no muy competitivo (excepcienes serían los preiodos de puentes, Navidad o Semana Santa, donde hay que trabajar las tarifas con mucha antelación porque la demanda será alta). Esto se debe porque, hasta una determinada antelación, no se "juega" con las tarifas de ese vuelo, simplemente se deja a un precio razonable, y si alguien quiere o necesita comprar el billete con mucha antelación, lo compra a ese precio. Por tanto, no siempre el comprar con mucha antelación puede garantizarnos el mejor precio.


Una vez se comienza ese "juego" la compañía aérea tiene en cuenta muchos factores. Además de los mencionados antes, las aerolíneas tradicionales sí tienen que tener en cuenta variables como la competencia en esa ruta, la competitividad de un horario, y muchas otras cosas. Se determina cual es el precio más barato y cuántas plazas se quieren vender y luego se hace un seguimiento. Si todas esas plazas se venden enseguida, se puede preveer que el vuelo se va a vender bien, y por tanto, se puede subir el precio del billete. Si por el contrario pasan las semanas y apenas se vende, no tiene sentido hacer más cara la compra del billete. Por ello podemos llegar a ver repuntes muy pronunciado o hasta que el precio de un billete baja de un día para otro. Aunque, como ya expliqué, en realidad el cliente no termina comprando exactamente el mismo producto.


Por supuesto esto más que explicación sirve como introducción, pero aún así ya me he extendido demasiado. Como veis no hay ningún truco. Esto es oferta y demanda, y como en la bolsa, siempre que compramos un billete tenemos que arriesgar. Si nos preguntamos si estamos comprando el billete más económico posible o si en el futuro podríamos encontrar algo mejor podemos volvernos locos. Tal vez sea más razonable pensar si el precio que estoamos pagando nos parece adecuado.



5 comentarios:

Andreu dijo...

"Tal vez sea más razonable pensar si el precio que estoamos pagando nos parece adecuado."

Creo que muchas veces es mejor no pensar tanto... calculas mentalmente cuanto quieres gastarte y cuando ves un precio menor o igual al deseado lo compras y no lo vuelves a mirar más (por si acaso a los de pricing le da por bajarlo a última hora).

Además siempre tienes la opción de sobornar a alguien que trabaje en una compañía aérea para que te ponga como beneficiario de free ;)

Gerardo, 00podcast.es dijo...

Cierto, aunque el problema viene cuando el precio del billete supera a lo que mentalmente te querías gastar. Ahí ya no puedes hacer nada, más que preparar la próxima "búsqueda" mejor, no?

Tú, los sobornos y la gente de los departamentos de tarifas, tenéis algo, no?

Andreu dijo...

Si el precio general de todas las compañias es superior al que te imaginabas es que calculaste mal. Entonces sólo puedes optar por pagar lo estipulado, esperar si cae algo más barato en próximas fechas o cambiar de destino.

Personalmente si un vuelo se me escapa mucho de precio... me lo planteo seríamente y lo más probable es que cambie de destino.

Tú, los sobornos y la gente de los departamentos de tarifas, tenéis algo, no?
[machista on] Tengo vista una chica de tarifas con la que no me importaría tener algo ;)[machista off]

Anónimo dijo...

Hola a todos:
Sobre este temario, me gustaría hacer incapié en si la gente que busca un "buen precio" se para a pensar en los "costes reales" de operación, mantenimiento, etc.. de una aeronave... Quizás entonces sepan si vale la pena pagar un poquito más.
Saludos y enhorabuena por el blog.

Gerardo, 00podcast.es dijo...

Hola anónimo, siento el retraso en responderte. Tienes razón, los costes de una línea aérea están muy por encima de lo que el gran público podemos llegar a calcular. Ahora bien, en teoría, y de cara al cliente, eso no debería importarnos. Si una compañía vende billetes a 1 euro, yo tengo que entender, que los costes de seguridad y operación tienen que de una u otra forma estar cubiertos.

Pero es verdad que a veces no pensamos en que pagar 6 euros más o menos en un billete, puede marcar muchas diferencias de calidad.

Muchas gracias por tu comentario y tus palabras.